El auto dictado por la sección 15ª de la audiencia provincial de Barcelona, el pasado 27 de septiembre de 2017, en el recurso de apelación 370/2018 aclara el tratamiento de la vivienda habitual en el caso de concurso consecutivo de persona física en el caso de ejecución hipotecaria.

 

El primer tema abordado es si la vivienda habitual debe ser incluida o no en el inventario de masa activa del concurso. El auto aclara procesalmente si la vivienda habitual debería ser incluida o no en el inventario de bienes y derechos del concursado o en el plan de liquidación. El auto considera, con base en los artículos 76 y 82 de la ley concursal, que corresponde a la administración concursal decidir sobre la inclusión o exclusión de la vivienda habitual del deudor en el inventario de masa activa y no en el plan de liquidación. Poniendo de relevancia que en caso de que el bien fuera excluido del inventario, esto supondría, dejar fuera del concurso el bien y por tanto el acreedor hipotecario podría iniciar su ejecución. El bien debería ser excluido en caso de (i) carecer de valor económico, (ii) sean inembargables, ex art. 76.2 LC o (iii) el acreedor tenga el derecho de ejecución separada, ex art. 57 LC. La vivienda habitual no es un bien inembargable conforme a lo previsto en la ley de enjuiciamiento civil.

 

El segundo tema abordado es la conjunción entre las normas de protección del deudor hipotecario en riesgo de exclusión social (RDL 6/2012, el RDL 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, y la Ley 1/2013, de JURISPRUDENCIA 6 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social) y la ley concursal. El auto aclara que las medidas previstas en el RDL 6/2012 se tratan de un reconocimiento de vulnerabilidad por parte de la entidad financiera a raíz de una declaración del deudor hipotecario y la segunda, es la protección prevista en la Ley 1/2013 a los deudores hipotecarios que reúnan los requisitos previstos en la propia ley. El auto aclara que en el primer caso el deudor debería solicitar el reconocimiento a la entidad financiera para que se apliquen las medidas previstas en el RDL 6/2012 y en el segundo caso, será el juez encargado de la ejecución quien tendrá que juzgar si atendiendo las circunstancias personales del deudor hipotecario le corresponde la protección otorgada por la Ley 1/2013. No obstante, lo que el auto destaca es que debería ser el deudor o bien la administración concursal quien debería invocar la aplicación de la Ley 1/2013 para así dejarlo informado en el inventario de bienes y derechos.

 

Aquí está el enlace al auto por si fuera de vuestro interés: http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=8457971&links=concurso%20consecutivo%20Y%20EJECUCION%20HIPOTECARIA&optimize=20180724&publicinterface=true